Enfermedades cronicas del adulto mayor

Envejecimiento de la población y enfermedades crónicas

El aumento del número de adultos mayores en Estados Unidos no tiene precedentes. En 2016, 49 millones de adultos estadounidenses tenían 65 años o más, lo que representa el 15% de la población. Se espera que esa cifra llegue a 71 millones en 2030 y a 98 millones en 2060, cuando los adultos mayores representen casi el 25% de la población.
La edad conlleva un mayor riesgo de padecer enfermedades crónicas como las dimenciones, las cardiopatías, la diabetes de tipo 2, la artritis y el cáncer. Éstas son las principales causas de enfermedades, discapacidades, muertes y costes sanitarios del país. La enfermedad de Alzheimer y otras demencias son más comunes en adultos de 60 años o más, y el riesgo aumenta con la edad. En 2019, los costos de atención médica y de atención a largo plazo asociados con el Alzheimer y otras demencias fueron de 290 mil millones de dólares, lo que los convierte en algunas de las condiciones más costosas para la sociedad.
La enfermedad de Alzheimer, el tipo más común de demencia, es una enfermedad cerebral irreversible y progresiva que afecta a casi 6 millones de estadounidenses. Es la quinta causa de muerte entre los mayores de 65 años. La enfermedad de Alzheimer y otras demencias destruyen lentamente el cerebro, provocando un deterioro cognitivo (como pérdida de memoria, dificultad en el lenguaje o escasa función ejecutiva) y funcional (como menor capacidad para realizar actividades de la vida diaria y de autocuidado). En algunos casos, las demencias pueden provocar cambios de comportamiento y de personalidad (como depresión, paranoia, alucinaciones, delirios o agitación).

Trastornos geriátricos comunes y su manejo

ResumenPuntos claveObjetivos educativosResumen Las personas mayores suelen estar afectadas por dos o más enfermedades crónicas, con mayor frecuencia enfermedades cardiovasculares, enfermedades respiratorias crónicas, síndrome metabólico y cáncer. Estas enfermedades crónicas más frecuentes comparten factores de riesgo en gran medida prevenibles, siendo los más importantes el tabaquismo y la obesidad, y pueden estar relacionadas con la inflamación sistémica crónica. Las enfermedades crónicas coexistentes afectan al curso de la enfermedad primaria y alteran la eficacia y seguridad de su tratamiento. La práctica clínica actual está dominada por el enfoque “monoenfermedad”, que tiene importantes limitaciones, y cada vez hay más pruebas de que es necesario un enfoque orientado al paciente que tenga en cuenta los diversos componentes coexistentes de la enfermedad crónica. Este “cambio de concepto” implica la necesidad de que los médicos especialistas amplíen sus conocimientos a enfoques de diagnóstico y tratamiento más amplios que tradicionalmente son competencia de la medicina interna. Este nuevo enfoque requiere también un planteamiento diferente de la investigación y la docencia clínicas, seguido de una amplia reescritura de los libros de texto de medicina y una remodelación de los planes de estudio para reflejar la complejidad del paciente afectado por las enfermedades crónicas.Los artículos de Breathe son de acceso abierto y se distribuyen bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution Non-Commercial License 4.0.

Cuáles son las cuatro enfermedades crónicas más prevalentes de los ancianos

El creciente problema de las múltiples enfermedades crónicas entre los adultos mayores en China atrae la atención de la salud pública debido a la creciente proporción de la población de edad avanzada. Este estudio pretendía evaluar la prevalencia y los factores asociados a cuatro enfermedades crónicas en los adultos mayores de Haikou, la capital de la provincia de Hainan (China).
En este estudio transversal, se investigó a 9432 ancianos de 60 años o más que viven en la comunidad y que residen en zonas rurales o urbanas de Haikou. Las entrevistas recogieron información autodeclarada sobre la presencia de cuatro enfermedades crónicas principales, así como características sociodemográficas, factores de estilo de vida y la altura y el peso autodeclarados.
En general, el 31,7% (2961/9344) declaró al menos una de las cuatro enfermedades crónicas. La prevalencia de la hipertensión, la diabetes mellitus, la EPOC y el accidente cerebrovascular fue del 26,0% (2449/9407), el 8,0% (749/9371), el 1,0% (95/9360) y el 1,9% (175/9382), respectivamente. Los correlatos comunes de las cuatro enfermedades crónicas principales fueron la edad avanzada, el hecho de realizar un trabajo intelectual, ser fumador en la actualidad y la obesidad. El género, la localidad de residencia y el consumo de alcohol también se asociaron a algunas de las enfermedades crónicas.

Enfermedades geriátricas

Las personas viven cada vez más tiempo y, para el año 2030, aproximadamente uno de cada cinco estadounidenses tendrá 65 años o más.1 Aunque el aumento de la longevidad conlleva muchos beneficios, no todos los adultos experimentan necesariamente una buena salud y bienestar a medida que envejecen.2-4 Los adultos mayores corren un riesgo importante de padecer múltiples enfermedades crónicas, también conocidas como comorbilidades o multimorbilidades, y el consiguiente deterioro funcional.5 -El deterioro funcional se refiere a las limitaciones en la capacidad para realizar las actividades y tareas domésticas cotidianas o a la interferencia en la realización de actividades fuera del hogar.3,10 A medida que envejecen, muchos adultos mayores viven con un número creciente de problemas de salud complejos que afectan negativamente a su funcionamiento cotidiano y a su calidad de vida en general.9 Para algunas personas y grupos de adultos mayores, estas preocupaciones se ven agravadas por la presencia de problemas de memoria.
El deterioro cognitivo subjetivo (DSC) es la experiencia autodeclarada de empeoramiento o mayor frecuencia de confusión o pérdida de memoria en el último año.2,3 Es una forma de deterioro cognitivo y uno de los primeros síntomas perceptibles de trastornos de la memoria más graves, como la enfermedad de Alzheimer y las demencias relacionadas.3,11

Enfermedades cronicas del adulto mayor
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad