Enfermedades digestivas cronicas

Tipos de enfermedades del estómago

En la vida de todo el mundo se produce un pequeño malestar digestivo. Tanto si se trata de una comida que no nos sienta bien como de una dolencia gastrointestinal persistente que requiere cambios en el estilo de vida y tratamiento, los problemas digestivos son muy comunes y afectan a uno de cada cinco estadounidenses.
La acidez estomacal ocurre, pero si se produce con regularidad, es posible que deba ser evaluado para detectar la ERGE. A menudo, un médico puede diagnosticar la ERGE basándose únicamente en la descripción de los síntomas, pero si el problema ha sido continuo durante algún tiempo, puede ser necesario realizar pruebas de diagnóstico adicionales para evaluar si la enfermedad ha causado daños en el esófago.
La ERGE suele presentarse como ardor de estómago, pero la ERGE no controlada puede erosionar el revestimiento del esófago y provocar una hemorragia. También puede provocar un dolor en el pecho tan intenso que a veces se confunde con un ataque al corazón.
El control de la ERGE suele comenzar con sencillos cambios en el estilo de vida, como evitar la comida al menos dos horas antes de acostarse. Los remedios de venta libre también pueden proporcionar un alivio a corto plazo para la acidez ocasional, pero en el caso de la ERGE crónica o grave, puede ser necesario un medicamento recetado o incluso una intervención quirúrgica.

Trastornos digestivos fatales

En la vida de todo el mundo se produce un pequeño malestar digestivo. Tanto si se trata de una comida que no nos sienta bien como de una dolencia gastrointestinal persistente que requiere cambios en el estilo de vida y tratamiento, los problemas digestivos son muy comunes y afectan a uno de cada cinco estadounidenses.
La acidez estomacal ocurre, pero si se produce con regularidad, es posible que deba ser evaluado para detectar la ERGE. A menudo, un médico puede diagnosticar la ERGE basándose únicamente en la descripción de los síntomas, pero si el problema ha sido continuo durante algún tiempo, puede ser necesario realizar pruebas de diagnóstico adicionales para evaluar si la enfermedad ha causado daños en el esófago.
La ERGE suele presentarse como ardor de estómago, pero la ERGE no controlada puede erosionar el revestimiento del esófago y provocar una hemorragia. También puede provocar un dolor en el pecho tan intenso que a veces se confunde con un ataque al corazón.
El control de la ERGE suele comenzar con sencillos cambios en el estilo de vida, como evitar la comida al menos dos horas antes de acostarse. Los remedios de venta libre también pueden proporcionar un alivio a corto plazo para la acidez ocasional, pero en el caso de la ERGE crónica o grave, puede ser necesario un medicamento recetado o incluso una intervención quirúrgica.

Enfermedades raras del aparato digestivo

ResumenLa psicogastroenterología es el tratamiento especializado de pacientes que viven con enfermedades crónicas que afectan al tracto digestivo utilizando métodos basados en la evidencia, siendo los más frecuentes la terapia cognitivo-conductual adaptada a la enfermedad digestiva y la hipnoterapia dirigida al intestino. Aunque se derivan pacientes con todas las enfermedades digestivas, las más comunes son el síndrome del intestino irritable (SII) y la enfermedad inflamatoria intestinal (EII). Las intervenciones clínicas se dirigen a los procesos de la enfermedad, incluida la hipersensibilidad visceral y la excitación del sistema nervioso autónomo, a la vez que aprovechan la resiliencia y las estrategias de afrontamiento para mejorar la autogestión de la enfermedad por parte del paciente. Existen oportunidades para los psicólogos tanto en clínicas de gastroenterología integradas como en entornos de práctica privada. Se describen en detalle los protocolos y el proceso clínico de trabajo con el paciente.

Lista de enfermedades gastrointestinales

El tubo digestivo es una serie de tubos huecos unidos y enrollados que se extienden desde la boca hasta el ano. Las enfermedades digestivas van desde el ocasional malestar estomacal hasta el cáncer de colon, que es más peligroso para la vida, y abarcan los trastornos del tracto gastrointestinal, el hígado, la vesícula biliar y el páncreas. Una enfermedad digestiva puede ser aguda y autolimitada, crónica y debilitante, o repentina y devastadora.
La causa y la historia natural de muchas enfermedades digestivas siguen siendo desconocidas, pero una enfermedad digestiva puede desarrollarse de forma congénita o por múltiples factores como el estrés, la fatiga, la dieta o el tabaquismo. El abuso del alcohol es lo que más riesgo impone a las enfermedades digestivas, sobre todo porque aumenta el riesgo de cáncer de esófago, colorrectal y de hígado. Dependiendo del diagnóstico, las opciones de tratamiento incluyen medicamentos con y sin receta, cirugía, espera vigilante, cambios en la dieta, ejercicio, quimioterapia y remedios caseros como el aceite de ricino.
Cada año se diagnostica un trastorno digestivo a 62 millones de estadounidenses. La incidencia y prevalencia de la mayoría de las enfermedades digestivas aumenta con la edad. Las excepciones notables son las infecciones intestinales, como la gastroenteritis y la apendicitis, que alcanzan su punto máximo entre los bebés y los niños. Otras excepciones son las hemorroides, la enfermedad inflamatoria intestinal y las enfermedades crónicas del hígado, que se dan con más frecuencia entre los adultos jóvenes y de mediana edad.

Enfermedades digestivas cronicas
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad