Fisuras anales cronicas

Significado de la fisura

La fisura anal crónica es una úlcera lineal en el canal anal que no ha cicatrizado durante más de 8-12 semanas de tratamiento. La mayoría de las fisuras anales son idiopáticas y se localizan en la línea media posterior. El carcinoma de células escamosas del ano suele presentarse como sangrado y dolor anal. También puede presentarse como una masa, una úlcera que no cicatriza, picor, secreción, incontinencia fecal y fístulas. No es infrecuente que los cánceres pequeños y precoces se diagnostiquen erróneamente como trastornos anorrectales benignos, como fisuras anales o hemorroides. La sospecha clínica de un carcinoma de células escamosas del ano es de suma importancia en pacientes con fisuras anales que no cicatrizan, fisuras en posiciones atípicas o con marcas anales induradas o ulceradas y en pacientes con factores de riesgo para el desarrollo de lesiones intraepiteliales escamosas anales que son precursoras del carcinoma de células escamosas anal invasivo. Los autores presentan 3 casos de carcinoma de células escamosas del ano inicialmente mal diagnosticados como fisura anal crónica benigna.
Este artículo está bajo la licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License (CC BY-NC-ND). El uso y la distribución con fines comerciales, así como cualquier distribución de material modificado, requiere un permiso por escrito. Dosificación de medicamentos: Los autores y el editor han hecho todo lo posible para garantizar que la selección y la dosificación de los fármacos expuestos en este texto se ajusten a las recomendaciones y prácticas actuales en el momento de su publicación. Sin embargo, en vista de la investigación en curso, los cambios en las regulaciones gubernamentales y el flujo constante de información relacionada con la terapia y las reacciones a los medicamentos, se insta al lector a revisar el prospecto de cada medicamento para ver si hay cambios en las indicaciones y la dosificación y si se añaden advertencias y precauciones. Esto es especialmente importante cuando el agente recomendado es un medicamento nuevo y/o de uso poco frecuente. Descargo de responsabilidad: Las afirmaciones, opiniones y datos contenidos en esta publicación son exclusivamente de los autores y colaboradores individuales y no de los editores y el/los editor/es. La aparición de anuncios y/o referencias a productos en la publicación no constituye una garantía, aval o aprobación de los productos o servicios anunciados ni de su eficacia, calidad o seguridad. El editor y el/los redactor/es declinan toda responsabilidad por cualquier daño a personas o bienes que resulte de las ideas, métodos, instrucciones o productos a los que se hace referencia en el contenido o los anuncios.

Tratamiento de fisuras sin cirugía

El problema es común en niños menores de un año, y afecta a unos ocho de cada diez bebés. La susceptibilidad de una persona a las fisuras anales tiende a disminuir con la edad. Las causas más comunes en los adultos son el estreñimiento y los traumatismos en el ano (como un parto difícil).
Alrededor de la mitad de los casos se curan por sí solos con los cuidados adecuados y evitando el estreñimiento. Sin embargo, la curación puede ser un problema si la presión de las deposiciones reabre constantemente la fisura. Las opciones de tratamiento incluyen la cirugía. Síntomas de la fisura anal
El ano permite la continencia intestinal, es decir, el control voluntario del paso de los movimientos intestinales. Los desechos son transportados a lo largo del intestino grueso mediante ondas de contracción muscular (peristaltismo). Una vez eliminado el exceso de agua, los desechos se almacenan temporalmente en el recto. El recto se une al ano, que es un tubo corto que contiene un anillo muscular (esfínter) que puede abrirse a voluntad para permitir la expulsión de las heces (caca). El revestimiento membranoso del ano se llama mucosa anal. Una fisura anal es un desgarro de la mucosa anal. Causas de la fisura anal

Fotos de fisuras tratamiento

Las fisuras anales son desgarros, o grietas, en el ano. Las fisuras se confunden a veces con las hemorroides. Se trata de vasos sanguíneos inflamados dentro o fuera del ano. Tanto las fisuras como las hemorroides suelen ser el resultado de la evacuación de heces duras.
Las fisuras son el resultado del estiramiento de la mucosa anal más allá de su capacidad normal. Esto suele ocurrir cuando las heces son duras debido al estreñimiento. Una vez que se produce el desgarro, se produce una lesión repetida. El músculo del esfínter interno expuesto bajo el desgarro entra en espasmo. Esto provoca un fuerte dolor. El espasmo también separa los bordes de la fisura, dificultando la curación de la herida. El espasmo provoca un nuevo desgarro de la mucosa al defecar. Este ciclo conduce al desarrollo de una fisura anal crónica en aproximadamente el 40% de los pacientes.
Una fisura anal aguda suele curarse en 6 semanas con un tratamiento conservador. Algunas desaparecen cuando se trata el estreñimiento. Las fisuras anales que duran 6 semanas o más se denominan fisuras anales crónicas. Estas fracasan con el tratamiento conservador y necesitan un enfoque quirúrgico más agresivo.

Cirugía de la fisura

La fisura anal es un problema común y a menudo doloroso causado por un pequeño desgarro o úlcera (llaga abierta) en el revestimiento del ano (conducto posterior). Esto puede provocar sangrado, picor local y dolor al defecar, que puede ser intenso. Cuando alguien tiene una fisura anal, los primeros tratamientos pueden incluir una dieta rica en fibra, laxantes y la aplicación de pomadas anestésicas en la zona afectada. Las fisuras anales suelen curarse en pocas semanas, pero las que no se han curado después de 4-6 semanas se denominan fisuras crónicas.
Si alguien tiene una fisura crónica, se cree que la razón por la que no se ha curado es que el músculo del anillo (esfínter) que rodea el ano (conducto posterior) se ha tensado tanto que el flujo de sangre al revestimiento del ano se reduce. Eso significa que no llega suficiente oxígeno (transportado por la sangre) a la fisura (o desgarro). Sin suficiente oxígeno, las células que componen el revestimiento no pueden crecer y reparar (curar) la fisura (o desgarro).
En el Reino Unido existe un medicamento autorizado para el tratamiento de la fisura anal crónica en adultos (mayores de 18 años): la pomada de trinitrato de glicerilo (también llamada Rectogesic 4 mg/g pomada rectal). El trinitrato de glicerilo suele abreviarse como GTN. La pomada de GTN se aplica en la zona afectada dos veces al día y se utiliza para aliviar el dolor causado por la fisura. El NTG ayuda a que el músculo del anillo (esfínter) se relaje, lo que permite que fluya más sangre al revestimiento del ano (conducto posterior) para que las células que lo componen puedan curar la fisura (o desgarro).

Fisuras anales cronicas
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad